Ultimas publicaciones

El clasico visto por un merengue


   Bueno, polluelos.

   Pues en una ocasion mas, contamos con la colaboracion de uno de los mejores cronistas deportivos del momento en nuestro blog: CC Puertas, conocido redactor de la prestigiosa web www.formulaF1.com, que con su toque acido y gamberro nos lee un poquito el clasico de este año.
   Espero que lo disfruteis tando como yo.

   Ala, a cascarla...


   "A requerimiento de mi gran amigo (y a pesar de ello buena persona) “El Chico de Gabino”, me permito acercarme a ustedes, un año más, para destilarles unas gotas de mis sesudos y puntillosos análisis y comentarios previos al primer gran clásico de la temporada liguera.
Como la mayor parte de mi notable fortuna la he amasado a base de pelotazos quinielísticos y demás premios obtenidos en diferentes apuestas y loterías, es lógico que un gurú de estos asuntos solicite mi apoyo y asesoramiento para su web y usuarios.


   Como además en estos momentos pocas cosas requieren mi tiempo, aparte de tostar mi tripa al sol, o gestionar apaciblemente mis 18 hoyitos diarias de golf con la cuadrilla de turno, he accedido sin mayor óbice… y digo más, en esta ocasión lo haré de manera absolutamente altruista, sin exigir los acostumbrados miles de machacantes con que suelo aderezar mis minutas en este tipo de colaboraciones… (desprendido que es uno !!!).

   Pero bueno, entrando en la materia que nos ocupa, analicemos cómo se nos presenta este primer contencioso liguero. Lo cierto es que llegan los dos mastodontes en un estado parecido. Gran momento de forma para ambos, contundentes en resultados y juego, y sin demasiadas urgencias, visto lo que queda aún, y sabedores de que nada de lo que pase será decisivo ni concluyente a estas alturas.
Los blaugranas líderes, con solidez, con nada menos que cero goles encajados… los blancos a su zaga, acosando, y con una dinámica de resultados que asusta al más pintado, hasta tal punto que casi cualquier equipo que se cruce en su camino en estos momentos prácticamente firmaría terminar perdiendo por “sólo” 3 ó 4 goles de diferencia.

   Estadísticamente, si atendemos a las “Teorías de números calientes”, es lógico pensar en la inercia para pronosticar que el Barcelona seguirá en su línea y ganará, o al menos no perderá el encuentro… Pero en las Teorías del Azar y Probabilidades, también tienen cabida los parámetros opuestos, por lo que un estudioso de lo que, entre nosotros, podríamos llamar “Ley de números fríos”, deducirá, por las mismas razones, que a los de Luis Enrique les toca ya perder y encajar tantos. Así pues, nada claro por ahí.

   Atendiendo a plantillas, como siempre muy equilibradas. Son casi meros detalles nimios las diferencias. Bajas o ausencias de unos se compensan con las del rival… y en general, línea por línea, las pequeñas desventajas de este en tal asunto, lo compensan con un alza en aquel otro.
Si hablamos de nombres propios… caso Luis Suarez. El uruguayo está “que muerde” por calzarse la azulgrana, y más en un evento como este. Pero me da que el técnico va a ser listo y no va a contar con él… primero porque por mucho que nos quieran vender, no llega en condiciones para medirse, en pleno debut, ante tamaño destructor blanco en mar abierto. Y segundo, porque no creo que se aventuren  en convocarle arriesgándose a mayor sanción por alineación indebida (que a nadie se le olvide, pues parece que muchos no se están dando cuenta, que Luis Suarez acaba su sanción el domingo 26, y no el sábado 25, día del partido, como así han reiterado hoy mismo los leguleyos de FIFA y demás, por más que el TAS español, organismo por cierto sin competencia alguna en judicatura FIFA, consiguiera que le “atenuaran” la sanción permitiéndole jugar y entrenar algún amistoso… pero nunca fue más allá ni se le modificó en nada la fecha final del castigo oficial. Por tanto, legalmente, a “apretar la mandíbula” y esperar).

   Siguiendo con particularidades, las defensas son tal vez las que más dudas crean en unos y otros. La del Madrid, si bien progresa adecuadamente, no ha tenido un arranque para tirar cohetes, a lo que se suma el “Casillas-Gate” para mayor morbo. Pero la del Barça tampoco es que tranquilice más a los suyos, con una pareja Piqué-Alves que a veces, en medio del partido, deciden desconectar 60 o 70 minutejos de nada, y dedicarse a echar unas manitas de tute (bueno lo de Gerard es más bien póker, jeje), o hacer calceta, o lo que surja, menos hacer el trabajo por el que cobran buenos cuartos.

   Y llegados a los dos tiburones… qué les vamos a contar que no sepan ya. Messi llega en un momento de dulce. Se ha echado unos metros atrás, cierto, pero sigue haciendo jugadas de videojuego (ahora casi más que antes y más participativas) y además goles como rosquillas. Pero si lo del argentino es momento dulce, lo de Cristiano es  algodón de azúcar en concentrado de miel, sobre base de sacarina con sus jugos de almíbar… vamos, como para hacer vomitar a la mosca más golosa. Lo de Ronaldo y el gol es de una voracidad tan pantagruélica, que de no tirarme a mí el merengue, diría que lo de este chico es para que lo trate un médico porque no puede ser normal.

   Ronda por ahí la controversia sobre el record de goles ese que va a batir Leo… lo hará más pronto o más temprano, no me preocupo. Messi va a machacar ese registro nacional. Pero es que el portugués a este ritmo va a triturar el record no sólo español, sino interplanetario (me consta que en Plutón hay vida, y tienen una Liga maja…por lo tanto aseguramos que esa vida es medianamente inteligente). A raíz del dichoso record de Zarra, el otro día me encontraba tomando un copazo en mi Club Náutico con mi buen amigo el señor Don Xavier de Vermúlez y Pérez, eminente y prestigioso jurista, y gente de buen vivir (vamos, un vividor como no hay dos), que es además un confeso culé, y casi se me caen los palos del sombrajo cuando me suelta que no entiende por qué no se ha de homenajear a Leonel en el Bernabéu si bate el registro… a punto estuve de atragantarme con el copón del modesto Armagnac con el que trasegaba mi coleto, y ya me disponía a replicar ante tamaño despropósito, cuando añadió que de igual manera no entendía como su sobrino de dos años recién cumplidos no alcanzaba a comprender los desarrollos avanzados del cálculo diferencial… entonces ya me relajé, viendo el criterio con el que mi honorable amigo juzga estos y otros suponeres…jeje.

   Pero bueno, que nos vamos por las ramas… que poco se puede decir para pronosticar a los dos titanes. Por ellos mismos puede pasar cualquier cosa imaginable y casi inimaginable. Y nos queda ver el señor colegiado: Gil Manzano… Por cierto, voy a hacer un inciso antes de analizarle: en relación a lo que  les contaba el año pasado respecto a los trencillas… ¿pero qué vergüenza de nombre es este para un árbitro???... bullo de indignación ante tal afrenta hacia tan notorio estamento… dónde vamos a llegar sin esos apellidos majestuosos (Urizar Azpitarte, Brito Arceo, Soriano Aladrén, Andradas Asurmendi, Ansuátegui Roca, Undiano Mallenco,……), eso son nombres de árbitros… qué musicalidad, qué donosura, qué porte… pero si es que te salen solitos de la boca… Y de repente, Gil Manzano ???... pero esto qué es… esos apellidos son una birria como una catedral. Así se puede llamar cualquier plebeyo en numerosos trabajos menores, pero ¿un árbitro??... jamás!!... pero si hasta mi chófer (Bautista) tiene un apellido más digno y acorde… Por tanto, elevo una queja solemne al Colegio Arbitral para que semejante sujeto sea inmediatamente desterrado de la profesión, por indigno de nombre y  condición (por dios, que este partido lo van a ver millones de almas en el orbe!!). Una vez planteada mi queja, diré que el tal Gil Manzano no me gusta especialmente. Tiende a actuar de vez en cuando “a lo loco Iván”, y aunque la mayoría pronostica que será caserillo con el Real… no me fio ni un pelo, veremos si no la lía.

   En conclusión, que difícil arriesgarse con un resultado. Cuando los dos mega-acorazados se cruzan, es como los combates de boxeo entre los mejores pesos pesados: uno siempre está mejor que otro en tal momento, pero ambos son sabedores que un directo bien alcanzado por parte de cualquiera de los dos, y adiós muy buenas, puede desencadenar el desastre. Casi es más fiable dejarse llevar por las sensaciones de cada uno, aunque evidentemente ya haya mucho de subjetivo en ello. Y mis sensaciones son que los catalanes llegan muy bien, pero los madrileños en una inercia y dinámica un escaloncito superior este último mes y medio.

   Y les contaré, confidencialmente, que la última vez que cené junto a CR7 y Jorge Mendes, preguntado por esto a Cris, me dijo sonriendo: “Tranquilo, a estos me los fundo con el pelo”…(bueno en realidad la expresión literal no fue así, sino aquella frase que dijo hace unos años una tarde cierto entrenador madridista de nombre Benito y apellido Floro a los jugadores durante un descanso en Albacete … por si no la recuerdan cambien el “fundo” por otra palabra que empieza también por F pero que rima con “pollo”… y el “pelo” por otra palabra que empieza por P y termina en ITO). Así que nada… yo a confiar en la palabra del dios-gol…jeje.

   Como verán, después de toda esta sarta de bromas, y ahora en serio (no se me enfaden ni merengues ni culés) concluyo en que poco, nada, o menos, les habré conseguido clarificar sobre los derroteros del citado encuentro, pero si al menos les hemos arrancado una sonrisilla con mis chanzas, y así quitarle un poco de hierro a estos “partidos del milenio”, pues eso, hemos logrado aliviar un pelo el viaje, y con una pizca de guindilla desenfadada, mejor que mejor.
Mi pronóstico, no crean que no se lo voy a dar (que tengo yo más valor que el que despierta al Conde Drácula), es…. 4-2… y de regalo, para que hagan unos durillos, les calco hasta la secuencia: Benzema- Ronaldo- Neymar- James- Messi- Ronaldo. Amén.

   Y ahora les dejo, que mañana madrugo… mi señora se ha empeñado en visitar las cuadras purasangre que acabo de adquirir y dar un paseíto a caballo, por lo que seguro que las intempestivas  11:30 ó 12:00 horas me hace levantar de la cama.
    Así pues, un pis y al catre…"

No hay comentarios

Que coño quieres, cansino...